Tu tarea no es buscar el Amor, es derribar todas las barreras que construiste sobre él.

Cuarzo de Venus




Cuarzo rutilado, Cabello de Venus o Cuarzo de venus.




Creo que la clave de muchas preguntas se encuentran en el corazón de nuestra venus.

Muchos lo simplifican en que es lo que disfruto, el amor, las parejas... pero lo que se mueve de fondo es otra cosa.

Se trata de encontrarme con el otro, una otra parte, de sentirme atraídx, de atraer, dejarme llevar, fluir con el disfrute y

aceptar lo que encuentre en el camino sin excluir caprichosamente. Sino que haciéndome responsable de que esto

atraje, esto es mío y algo tengo que aprender. Entrando así a un proceso de autoconocimiento fuertísimo, imborrable, gracias

a mi encuentro con un otro o una situación, espejando y alimentando mi ser de ese aprendizaje, creciendo, evolucionando.

Sin más, ese otro soy yo, proyectándome por fuera de mi a gritos, para que reconociera más de mi.

Un ejemplo es vivir una situación de miedo, reconocer que dentro mío había un miedo enorme que tenía que expresarse,

para luego aprender del mi valor (coraje y amor propio), típico de venus.


En definitiva, para mí, Cuarzo, significa corazón, centro, es algo contundente y se conserva en estado puro, limpia, transmuta, energiza.

Venus, es la proyección de ese corazón hacia afuera.

Y el trabajo Escorpiano de mantener la atención plena junto con la determinación, hacen que logremos enriquecernos de ello.


Cada encuentro, cada situación proyectada como obra de teatro ante mí en la vida, cada espacio que habito, cada minúscula cosa que me rodea, habla de mi.

En este espacio de sesiones personales y encuentros grupales, acompaño la búsqueda de tu cuarzo de venus para que fluyas en la vida y disfrutes con confianza plena, ya que el poder se encuentra adentro y no afuera.


Como decía uno de mis maestros preferidos, "Quien mira hacia afuera sueña, quien mira hacia adentro, despierta" Carl Jung.


Cariños, Nat.




Abril 2021




Mi carrito